martes, 23 de marzo de 2010

DELINCUENCIA INFANTIL AÑOS OCHENTA

En el mes de Septiembre de 1983, el periódico Ya titulaba “Delincuentes infantiles siembran el terror en los barrios” tras publicar que en zonas suburbiales de Madrid se registraban tipos de delincuencia atípica, que tienen como protagonistas a niños de siete, ocho y diez años de edad que perpetran como profesionales, a veces, con sadismo, acciones violentas que atemorizan a vecindarios. Esos delincuentes infantiles infunden pánico entre la población de San Blas, Orcasitas y Orcasur, promoviendo reuniones y protestas de movimientos vecinales por la presencia de esta novedosa modalidad delictiva. Uno de los modus operandi de la delincuencia infantil, añade el diario citado, consiste en apostarse en puertas de colegios, provistos de navajas y estiletes, a fin de intimidar y coaccionar a estudiantes para sustraerles todo lo que desplacen, prendas, vestuario, zapatillas deportivas, bicicleta, etc. El barrio del Pan Bendito es la bolsa con más delincuencia infantil en España, según YA, detectando en ese espacio urbano pandillas organizadas.